POR LA CALIDAD DE VIDA

La comunidad de Alpa Corral dice NO a la reforma de la Ley de Bosques de la provincia de Córdoba. Reclama y exige un proceso de participación ciudadana en la elaboración del proyecto de ley que resguarde la existencia de los últimos bosques nativos de Córdoba, en el llano y en las sierras… sólo un 3%.

La Municipalidad, la Asociación Vecinal de La Unión, El cuerpo de Bomberos Voluntarios, El Museo Provincial, El Ipem 119.
Dado que:

• El Bosque Nativo es parte del Patrimonio Natural y Cultural Local heredado por las generaciones pasadas para beneficio de las generaciones presentes y futuras, por lo cual es deber y derecho conservarlo. Es fuente de alimento y refugio para la fauna silvestre, favorece la calidad de vida de sus habitantes y las producciones autosustentables en armonía con el Monte.

• Los bosques que se encuentran en tierras con pendientes, como las de Alpa Corral, actúan como protectores del suelo evitando su erosión e impidiendo la contaminación del agua por sedimentos y la rotura de calles y caminos. Por lo cual, la eliminación de cobertura vegetal, sumado a que en la zona las lluvias son generalmente torrenciales, produce pérdida de los suelos por lavado, quedando terrenos más rocosos que pierden su capacidad de absorción y almacenamiento de agua, cuya consecuencia evidente deriva en catástrofes, como la ocurrida en Río Ceballos recientemente.

• Que la pérdida de capacidad de almacenamiento de los suelos aumenta la intensidad de las crecientes en verano y disminuye el caudal de agua en invierno.

• Que los bosques nativos de Córdoba son la única fábrica natural de agua. Razón por la cual si estos bosques se degradan, la calidad y cantidad del agua de los ríos disminuye. Los bosques serranos actúan a través de sus copas y sus profundas raíces como esponjas, absorbiendo toda el agua de las lluvias estivales y dejándola escurrir lentamente durante todo el año, a través de las vertientes hacia los ríos, de modo que aun en época seca los ríos pueden llevar agua. Este es el caso de nuestros ríos Talita, Las Moras y Barrancas, que son el único reservorio de agua dulce del sur de Córdoba.

• Que a la función de fábrica natural de agua no la pueden cumplir los árboles exóticos, ya que no están adaptados para ello y tienen una alta tasa de evapo-transpiración, pudiendo llegar a secar napas y vertientes en años y periodos de sequía.

• Que la modificación de la topografía del terreno altera los ciclos hidrológicos y la estética del paisaje, modificando el ambiente para sostener la flora y fauna, desvalorizando el patrimonio natural.

• Que, si bien el desmonte de un solo terreno parece inofensivo, la suma de los desmontes de varios terrenos en la zona provoca un enorme impacto, afectando el funcionamiento de las cuencas hídricas, la biodiversidad y la salud de las personas.

La modificación de la Ley de Bosques no sólo reduce el total de superficie protegida de Bosque Nativo, sino que:

– Permite aplicación de ganadería intensiva y de especies exóticas.
– Habilita el desmonte químico.
– Disminuye monto de multas y suprime pena de arresto
– Posibilita la restauración de bosques nativos quemados con especies exóticas.
– Excluye de la figura de bosques nativos a los matorrales.
– No limita el uso de medios motorizados en la intervención de bosques.
– Habilita la minería en áreas de conservación.

Consideramos necesaria una actitud proactiva; por eso, en nuestra localidad:

– Se realizan jornadas de concientización y recuperación de saberes ancestrales que consideran el monte nativo con sus aplicaciones medicinales, alimenticias y culturales.

– Recientemente, se aprobó una Ordenanza Municipal Ambiental que intenta proteger y regular el equilibrio entre la urbanización y el ambiente, garantizando la calidad de vida de la comunidad y deteniendo los desmontes indiscriminados, así como también los incendios intencionales.

– Se creó un grupo de voluntarios ambientales locales con el fin de informar y proteger el medio ambiente de la localidad.

– Se realizan talleres de formación, reconocimiento y prácticas de manejo del monte con la sociedad en general y con las instituciones educativas locales y de la zona.

– Se llevan a cabo reforestaciones comunitarias anuales de plantas nativas como arbolado público y en zonas que padecieron incendios forestales.

– Se encuentra un vivero de dominio estatal municipal de especies forestales nativas, y que una de las acciones para intentar remediar esta situación de desaparición del bosque serrano es crear viveros que produzcan especies leñosas y herbáceas nativas para repoblar principalmente las sierras que en las últimas décadas fueron gravemente afectadas por los incendios y el avance urbanístico.

Vivimos en una sociedad acelerada y generamos exponencialmente más velocidad, dilapidamos los recursos que nos garantizan la vida, es necesario frenar y preguntarnos qué es lo que queremos y sobre todo consensuar las respuestas siendo coherentes con lo que pensamos y sentimos.

Citamos a Hamlet Lima Quintana, quien será el vocero de nuestras almas:

SIN RAÍCES

“Parece ser que últimamente hemos quedado a merced de los vientos en mitad del camino por estas latitudes.

Estamos como el árbol de muy pocas raíces que, en cualquier momento, cae de cara en el suelo, con el cielo en las ramas, los pájaros en vuelo.

Por eso, hay que amparar a los que están creciendo, a los que van llegando con la inocencia confundida, porque les han determinado un eterno horizonte de pájaros del aire y no podrán mañana asentarse en el suelo ni regresar al nido.

Habrá que hundir un brazo entre la tierra y atrapar las memorias de todos los abuelos para que tengan alimento con claro fundamento los hijos de los hijos, los que están en el viento”.

Otras publicaciones que quizás le interesen

Comparta este contenido !
Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Email this to someone
Categoria noticias Etiquetas , , . Bookmark the permalink.