SOBRE LA DENUNCIA EN CONTRA DE UN MÉDICO DEL CENTRO DE SALUD

En dos páginas de facebook relacionadas con Alpa Corral se afirmó que la Municipalidad de esta localidad no realizó los procedimientos correspondientes ante la denuncia policial efectuada recientemente por una enfermera del Centro de Atención Primaria de la Salud en contra de un médico de esta dependencia. Se aseveró, además, que el Municipio incurrió en falta de apoyo a la agente denunciante, que se quiere apartarla del cargo, que se la hostiga para que renuncie (sin precisar quiénes presuntamente la hostilizan) y que se la castiga. Por lo demás, se invitó a sacar conclusiones acerca de “en manos de quién está nuestro pueblo”.

Escritas en primera persona, las notas principales, sin embargo, son anónimas, no así los comentarios añadidos en el espacio que ofrece facebook y que refieren perfiles individuales de la red social con nombre y apellido, sean reales o apócrifos. Como quiera que sea, cada cual, por cierto, deberá hacerse cargo de sus dichos, en el caso de que implicaran (y no le concierne al Municipio dilucidarlo) injuria o calumnia.

Las conclusiones condenatorias vertidas en esas páginas pretenden reemplazar la función exclusiva del pronunciamiento judicial sobre la denuncia de la enfermera, que para eso están los fiscales y los magistrados.

Referimos a continuación los hechos concretos del caso, con las aclaraciones de lo que hizo la Municipalidad, conforme a sus facultades:

El 25 de noviembre último, después de presentar su denuncia en contra del médico ante la Sub-comisaría de la Policía de la Provincia con sede en la localidad, la enfermera comunicó a la intendente -mediante un escrito hecho de puño y letra- el contenido de aquella denuncia.

La denuncia policial se tramita actualmente por ante la Fiscalía de Instrucción de Segundo Turno de la Ciudad de Río Cuarto, Secretaría a cargo de la Dra. Ovidi (expediente judicial 064/2016). La Municipalidad desconoce hasta ahora qué trámite se le dio y si se han dispuesto medidas probatorias.

El mismo día 25 de noviembre, la Municipalidad -por medio de un decreto y en función del tenor de la denuncia- adoptó las siguientes medidas perentorias y preventivas:

1) Realizar las modificaciones necesarias en la planificación de guardias activas y pasivas que se realicen en el Centro de Atención Primaria de la Salud de esta localidad a los fines de que los turnos que deba realizar la agente municipal denunciante no coincidan con los del médico, a quien acusa;

2) Instruir una investigación sumaria de los hechos que forman parte de la denuncia presentada, con notificación al médico, a los fines de que en veinticuatro horas formalizara ante el Departamento Ejecutivo los descargos que estimara pertinentes.

Esta investigación administrativa de los hechos comenzó con el descargo del profesional, por un elemental principio de defensa, y continuará con la recepción de testimonios y otras medidas de prueba.

Cabe aclarar que no se instruyó un sumario administrativo porque el médico acusado no es personal de planta permanente y sólo puede ser labrado en contra de esa categoría de agentes municipales.

No corresponde a la Municipalidad investigar si se cometió el delito denunciado. Esa investigación concierne a la Fiscalía en turno. Las medidas adoptadas por la intendente, María Nélida Ortiz, de acuerdo con sus facultades y responsabilidades, son preventivas, por la naturaleza misma de la denuncia y en protección de la enfermera, procurando cuidar su integridad, pero sin incurrir en el error de prejuzgar al médico, en lugar del fiscal.

La autoridad municipal no puede prejuzgar sobre la veracidad de la denuncia, ni acerca de la culpabilidad o inocencia del médico. Eso corresponde a la Justicia.

En ese orden, a través de otro decreto, dictado el 15 del corriente mes, se dispuso un nuevo cronograma de guardias para lo que queda de diciembre y para enero 2017, con el fin de que los turnos que deba realizar la enfermera no coincidan con los del médico y con la finalidad de organizar los de los demás agentes que trabajan en el Centro de Salud.

Quede claro, para no incurrir en groseros errores, que la Municipalidad no perjudicará en modo alguno a la enfermera y que ella seguirá percibiendo las remuneraciones regulares que viene cobrando y realizando sus tareas cotidianas junto con otro médico (que no es el denunciado), contratado para ello.

Otras publicaciones que quizás le interesen

Comparta este contenido !
Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Email this to someone
Categoria noticias Etiquetas , , , . Bookmark the permalink.